94 430 55 97 | 663 269 228 info@reformasondolan.com

¿Cuántos tipos de falsos techos existen?

Por norma general, los falsos techos se componen de piezas prefabricadas de escayola, PVC, acero, aluminio, yeso laminado, madera, etc. Además de la resistencia y la perdurabilidad del material al paso del tiempo y el uso, a la hora de elegir un falso techo también hay que valorar su precio y su facilidad de instalación. Así, los de aluminio son los más utilizados porque además de reunir todas las características anteriores, también son muy ligeros.

No obstante, los falsos techos de escayola y PVC también se presentan como una opción segura. En el primer caso se trata de un material bastante duradero y que se limpia con facilidad. En cuanto al PVC, es una alternativa muy versátil, resistente y tampoco requiere demasiados cuidados para su mantenimiento.

Tipos de falso techo según su tipología

En el mercado existen dos tipologías de Falso Techos

Techos continuos

Este tipo de techos se instalan en dos clases de materiales: yeso laminado y escayola y se asientan sobre una estructura de montantes.

Normalmente se emplean pastas y cintas para que las uniones entre placas sean más resistentes y dar un mayor aislamiento.

Son techos que necesitan de un mantenimiento de vez en cuando y son fijos, es decir, no pueden ser desmontados para colocarse de nuevo.

Son el tipo de falso techo más habitual en viviendas, ya que el acceso al entretecho por lo general no será necesario.

falso techo continuo de pladur antihumedad
Se aprecia en la foto un falso techo continuo de pladur antihumedad

Techos registrables

Los techos registrables se asientan en una estructura metálica que se ancla al techo verdadero y su instalación es más sencilla y rápida, va suspendido y encontramos más variedad de material para su instalación.

Te recomendamos leer:  ¿Qué es una Licencia de Obra?

Al contrario que sucedía con los techos continuos, los registrables se pueden montar y desmontar con gran facilidad, llegando incluso a poder desmontarse una sola placa de forma individual si esta ha sido dañada.

Falso Techo Registrable se pueden desmontar y montar fácilmente
Falso Techo Registrable se pueden desmontar y montar fácilmente

Tipos de falsos techo según su material

Falso techo de pladur

Se conocen también como Falso techo de Cartón Yeso y su principal característica es que son muy fáciles de instalar y mantener y emplean un material que además se usa en paredes o como un aislamiento extra.

De hecho, también se puede combinar a la hora de aislar con lana de roca para una mayor efectividad a la hora de aislar.

El pladur es un material más costoso que el yeso y que resiste mejor al paso del tiempo. Motivo por el cual cada vez más personas y empresas se decanten por este material a la hora de instalar un falso techo.

Falso Techo Continuo de Pladur
Falso Techo Continuo de Pladur

Falso techo de escayola

Junto con el pladur, la escayola es sin duda uno de los materiales más empleados para cualquier tipo de reforma, especialmente en nuestra casa.

La versatilidad a la hora de decorar y su fácil manejo (es muy ligero) hacen que sea otra de las opciones más utilizadas.

En el mercado encontramos una gran variedad de tipos de falso techo de escayola, así como infinidad de tipos de moldura y decoraciones.

Falso Techo de Escayola se ve en su interior que alberga unas tuberías
Falso Techo de Escayola se ve en su interior que alberga unas tuberías

Falso techo de lamas

Un falso techo también se puede construir a base de lamas. Estas pueden ser o bien lamas de madera, lo que sería un falso techo de madera, lamas de aluminio o de vinilo, siendo estas dos últimas las más comunes.

Es un tipo de falso techo que se emplea más en edificios empresariales o comerciales, ya que los materiales por los que está hecho le dan un estilo más moderno y actual al techo. Aunque también se pueden instalar perfectamente en cualquier casa.

Falso Techo de Lamas de Madera
Falso Techo de Lamas de Madera

Falso techo de lamas metálicas

Una de las características principales de instalar un falso techo es que podemos crear diferentes espacios escogiendo un tipo u otro.

Te recomendamos leer:  ¿Cómo ahorrar en una Reforma Integral?

El falso techo de lamas metálicas es una de las opciones más versátiles y existe un gran número de modelos diferentes, de todos los colores y formas.

Falso Techo de Lamas metálicas de Alumino
Falso Techo de Lamas metálicas de Alumino

Falso techo de fibra de vidrio

En los últimos años han salido al mercado placas para la construcción de falsos techos en cuya fabricación se han utilizado diferentes tipos de fibras que les confieren cualidades especiales.

Algunos modelos tienen más capacidad de aislamiento acústico, llegando incluso a poder ahorrar el uso o colocación de lana de roca o fibras de vidrio encima de los falsos techos.

Otros tienen más capacidades ignífugas.

La fibra de vidrio es un material relativamente de uso reciente en los falsos techos y uno de los materiales que mejor capacidad de aislamiento sonoro tienen, lo que nos supondrá un ahorro en aislamiento acústico.

Además, es un material con mucha versatilidad ya que encontramos varios tipos de fibra de vidrio, cada uno con unas características determinadas.

Falso Techo de Fibra de Vidrio
Falso Techo de Fibra de Vidrio

Falso techo de placas de vinilo

Es el tipo de material para falsos techos que mejor aíslan la humedad y que instalaríamos por ejemplo en un baño o una cocina.

Están compuestos por placas de yeso laminado que a su vez vienen revestidas de policloruro de vinilo de color blanco.

Es precisamente este material el que tiene la propiedad de crear una fina película que impermeabiliza el falso techo y a su vez facilita su limpieza y mantenimiento.

Por último, destacar que los falsos techos de placas de vinilo son una de las opciones más rentables y baratas dentro del mercado.

Falso Techo de Placas Vinílicas que facilitan la limpieza y su mantenimiento
Falso Techo de Placas Vinílicas que facilitan la limpieza y su mantenimiento

Falso techo de placas Troldtekt

Las placas de Troldtekt están formadas por un aglomerado de madera mezcladas con tiras de cemento.

Te recomendamos leer:  Falsos Techos, ¿Qué son? y para qué sirven

Es un tipo de material para falsos techos que encontramos más a menudo en casas, ya que ofrece protección contra la humedad, pero sobre todo es ideal para insonorizar una estancia o una zona de la casa, mejorando de forma notable su acústica.

Falso Techo de placas Troldtekt ofrecen muy buena protección a la Humedad
Falso Techo de placas Troldtekt ofrecen muy buena protección a la Humedad

Conclusiones

Después de ver todos los tipos de falso techo y sus características, ahora te estarás preguntando: ¿Qué tipo de falso techo es mejor? La respuesta es que esto dependerá totalmente de las necesidades de cada vivienda, local u oficina, ya que no todas tienen las mismas características en sus techos.

Si por ejemplo nos centramos tan solo en el aspecto económico y elegimos por ejemplo un techo continuo en placas de escayola, puede que este no sea el más acertado para nuestra estancia.

En caso de tener que acceder de vez en cuando a la zona de tuberías o cableado entonces lo mejor es instalar un techo registrable para facilitar el acceso montando y desmontando de forma sencilla.

En caso de no necesitar acceso y buscar una armonía con el diseño de nuestra casa, nos decantaremos por un falso techo continuo por ejemplo de lamas de aluminio o vinilo, Pladur o Escayola.

Por último, no debemos olvidarnos de las características principales de los falsos techos como son sus propiedades ignífugas, aislantes de frío y ruido y de antihumedad que nos dan los materiales.

Teniendo presente todos estos aspectos que hemos ido comentando a lo largo del Post y dejándote asesorar por un profesional, seguro que encontrarás el falso techo que mejor se adapte a las características de tu Vivienda.

5/5 - (1 voto)

Pin It on Pinterest

Call Now ButtonLlama Ahora